Director de Pastoral, Juan Pablo Valenzuela S.J: “Los invito a renovar la fe”

Juan Pablo Valenzuela S.J, actual Director de Formación Pastoral, se sumó a nuestra comunidad durante el mes de junio. Posterior a su ordenación sacerdotal, asumió la dirección del departamento con grandes desafíos, tanto en lo personal, como en el ámbito laboral.

Juan Pablo tiene 34 años, es oriundo de Concepción y ex-alumno de nuestro Colegio, cursó desde kínder a 4to básico y volvió a la comunidad en segundo medio hasta egresar el año 2001. Ingresó a la Universidad de Concepción para estudiar odontología, carrera en la cual se formó durante tres años hasta que tuvo su discernimiento vocacional e ingresó a la Compañía de Jesús.

Al terminar su formación teológica, Juan Pablo se fue a Estados Unidos, país en el que se mantuvo hasta antes de llegar a nuestro Colegio; “todos mis años de formación fueron en Chile; Santiago, Antofagasta, pero quería tener una experiencia internacional, viviendo en otra cultura, desafiado por otro idioma, conocer Jesuitas de otros países y también conocer de manera más amplia la misión de la compañía. Entonces el destino fue California, estuve dos años haciendo un programa de teología y al terminar volví a Chile”.

¿Cómo ha sido tu retorno a la ciudad y a nuestra comunidad?

Me he sentido muy bienvenido, es un poco raro, pero esperado. El anuncio de que yo llegaba fue hace varios meses, entonces he percibido eso, hay gente que me ha estado esperando con una alegría muy grande y ha sido lindo volver a re-encontrarme con gente que no veía hace muchos años y también conocer gente nueva, sobre todo aquí en colegio, alumnos, profesores, apoderados. También me he dado algunas vueltas por los cursos, tratando de conocer de apoco a los alumno y en general me parece que son más o menos disciplinados, bien alegres, abiertos a venir a aprender. Y quiero seguir conociéndolos, a sus familias y también ponerme al día con la gente que conozco de antes. Eso ha sido muy entretenido.

De ex-alumno a Director de Pastoral

Luego de 13 años, Juan Pablo vuelve al colegio donde se formó, pero hoy asumiendo un gran desafío en nuestro Colegio: “Este rol, de Director Pastoral, lo tomé con mucha alegría, este es un gran colegio, súper desafiante, y es mucho más desafiante tener que construir junto a otros mi nueva historia”.

Asegura que tener la oportunidad de este cargo ha sido de mucha confianza: “es un voto de confianza –creemos en ti, creemos que lo harás bien-, entonces me dio la sensación de que la compañía y el colegio confían en mi y eso me puso muy contento”. Asegura el P. Juan Pablo.

Nuestro colegio hoy luce diferente a lo que Juan Pablo recuerda de cuando fue alumno, en los años 90’, principalmente en su estructura y construcción; “cuando uno es alumno no le pone mucha atención a lo que es la estructura del colegio, a las directrices… claro, después cuando eres más adulto tienes ciertas responsabilidades y tienes que mirar la misión y el tema estructural, y hoy lo que veo es que el colegio sigue creciendo. El salto de este edificio nuevo, más de 100 profesionales, más de 1700 alumnos, las cosas se van institucionalizando y este colegio va camino a eso, y nuestro aporte debe ser que parte de la identidad del colegio sea ignaciana, que tenga la espiritualidad ignaciana, que tenga nuestra fe, pertenencia a la iglesia. Es un proceso lento, y creo que la contribución que podemos hacer como Jesuitas al colegio en este momento es eso.

¿Cuáles son los principales desafíos en tu rol como Director?

El balance. Fui ordenado sacerdote en junio, hay muchas cosas que estoy aprendiendo, haciendo por primera vez y por otro lado tengo este cargo de Director Pastoral que tiene que ver con administración, con liderazgo, entonces en lo personal mi desafío será ese, mi vida sacerdotal que estoy inaugurando y también mi vida como director de pastoral, ese balance será más desafiante en este primer año en Concepción.

Sobre la situación actual de la Iglesia: “Los invito a renovar la fe”

Respecto a la crisis actual por la que está pasando la iglesia en nuestro país, y la pérdida de confianza que afecta a los chilenos en la institución, el padre Juan Pablo nos invita a renovar la fe; “mucho del origen de todo este problema que tenemos en la iglesia es cuando descuidamos la mirada en Jesús. Si nos distraemos de lo esencial de la iglesia, que es una comunidad de hombres y mujeres que siguen a Jesús, cuando nos olvidamos de que eso es lo principal yo creo que empiezan a germinar estos problemas de abuso de poder, abuso sexual, malos tratos, en cualquier dirección, falta de sentido de comunidad, falta de profundidad espiritual, falta de mirada social a lo que está pasando en el contexto y de donde vienen los llamados de Dios. Nos distraemos y dejamos de mirar lo más importante. Yo creo que esto un gran remezón para volver a vivir lo que la iglesia realmente es, y que Jesús está y sigue estando al centro de la comunidad.

“Hay gente que dice; estamos apaleados, adoloridos, nos duele lo que pasa con la iglesia” es verdad, pero yo diría que no nos quedemos solo en eso, es una oportunidad para probar la fe y realmente creer que con esto vendrá algo mejor. Y si bien ahora estamos tristes, vienen tiempos en que nos vamos a alegrar y dar gracias a Dios porque esto pasó en nuestra generación y podremos vivir en una Iglesia donde ya no haya abusos o donde podamos denunciar con mayor facilidad, donde nos tratemos mejor entre nosotros y donde nos cuidemos unos a otros, así como nos enseñó Jesús.

“Invito a la gente a que crea que Jesús está actuando y habrá una Iglesia de mayor transparencia, de mayor verdad y donde vamos a estar más conscientes del trato que tenemos unos a otros y celebrar con más ganas al Señor que ya está entre nosotros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *