CIP: Una invitación a vivir en comunidad

El pasado 24 de agosto se realizó el cierre de las Comunidades Ignacianas de Padres etapa Loyola e inicio de Manresa.

Las familias disfrutaron de una entretenida jornada que inició con juegos y actividades de recreación para conocerse y compartir en familia.

Posteriormente se les invitó a reflexionar sobre el sentido de comunidad y acercarlos a nuestro Proyecto Educativo, a conocer sobre la vida de San Ignacio de Loyola, la Compañía y el colegio, y principalmente para generar lazos entre los integrantes de cada Comunidad. Estos lazos son los que facilitan el paso de los hijos por el colegio, pues se generan alianzas que perduran por largos años.

Las comunidades ignacianas de padres (CIP), comprende dos años de vida comunitaria cuyo objetivo es generar un vínculo entre tres experiencias; la familia de origen, la nueva familia que han formado con sus hijos/as y la familia ignaciana a la que se incorporan.

Ahora, nuestras comunidades continuan caminando juntos en la etapa Manresa que se enfoca principalmente en conocer algunas características fundamentales de la Espiritualidad Ignaciana. ver fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *